nuestros principios de actuación...

Entendemos la educación pre-escolar como la etapa que definirá la manera en que nuestros niños se enfrentarán al proceso de aprendizaje durante toda su vida. Por ello debemos poner especial énfasis en que, tanto el niño como su entorno, vivan este momento como una experiencia plena de alegrías y también de logros; que permita potenciar al máximo todas las habilidades del niño en todas las áreas relevantes para el ser humano: en lo afectivo, en lo ético y moral, en lo intelectual, y en lo físico y artístico. Todo esto es lo que finalmente permitirá al niño conformar una identidad única y propia.

 

nuestro desafío...

Nos hemos propuesto como principal propósito "cultivar el deseo natural de aprender" en nuestros niños, y para ello el Método Montessori nos señala el camino a través de dos premisas fundamentales:

 

  • Permitir que cada niño experimente la alegría de aprender por sí mismo en lugar de ser obligado

 

  • Ayudarlo a perfeccionar todas sus aptitudes naturales para aprender, para que así esta habilidad esté presente en futuras situaciones de aprendizaje

 

Todo esto en un marco donde siempre están presente valores como la sana convivencia, el respeto, la solidaridad, la espiritualidad, la integridad, y la autonomía y autoestima, aspectos que juegan un papel trascendental en la formación del individuo como ser humano.